La Diócesis Anuncia la Reanudación de las Misas Públicas con Directivas y Pautas

La Diócesis Anuncia la Reanudación de las Misas Públicas con Directivas y Pautas
LEXINGTON – La Diócesis Católica de Lexington reanudará las Misas públicas, a partir del 20 de mayo, siguiendo las “Sanos en el Trabajo: Pautas para los Lugares de Culto”, así como las directivas y pautas para todas las celebraciones públicas de liturgia proporcionadas por la diócesis. Las directivas y pautas se publicaron en el sitio web diocesano el 15 de mayo, junto con una carta del obispo John Stowe, OFM Conv., Dirigida a la gente de la diócesis.
“No quiero que nadie confunda la reanudación de las Misas públicas como una señal de que la pandemia de COVID-19 ha terminado, porque no es así”, escribió el obispo Stowe. Agregó: “Tengan en cuenta que esto no es simplemente un regreso a la forma en que celebrábamos antes del estallido de la pandemia. Las iglesias solo podrán admitir el 33 por ciento de la ocupación del edificio y el mantener su sana distancia o distanciamiento social deberá mantenerse en todo momento”.
Las parroquias de Lexington, Ashland, Campton, Hazard, Jackson, Lawrenceburg, Morehead, Mount Sterling, Owingsville, Richmond y Winchester reanudarán las Misas públicas en el fin de semana del 30 al 31 de mayo; todas las demás ubicaciones reanudarán el fin de semana del 23 al 24 de mayo.
La dispensa de la obligación de asistir a la Misa dominical continúa en la diócesis católica de Lexington hasta nuevo aviso, y se alienta a las personas mayores y a otras poblaciones vulnerables a continuar participando a través de Misas transmitidas en vivo por Internet o televisión, posiblemente asistiendo a Misas entre semana como una alternativa más segura también.
Algunas de las medidas requeridas para todas las liturgias también incluyen: mantener en todo momento su sana distancia o distanciamiento social de seis pies o dos metros entre las personas que no viven en el mismo hogar; la congregación y los ministros deben usar cubrebocas o mascarillas en todo momento cuando no estén hablando, leyendo o cantando como parte de su ministerio; las fuentes de agua bendita deben permanecer vacías; el gel antibacterial o desinfectante de manos debe estar disponible; no debe haber contacto físico durante el Padre Nuestro o durante la Señal de la Paz; el gel antibacterial de manos debe usarse antes de la distribución de la Comunión; La Comunión se distribuye solo en forma de pan y se da a los comulgantes solo en la mano y en completo silencio; no habrá coros.
Las directivas se pueden encontrar en línea en español y en inglés.